Una Propuesta Define a las Parejas Homosexuales Como Familia inmediata Para Fines de Inmigración

Una propuesta de ley de inmigración presentada en la Cámara de Representantes la semana pasada, permitiría a los homosexuales a pedir sus “parejas permanentes” para la residencia en los Estados Unidos de la misma manera que las parejas casadas heterosexuales se les permite hacer. Los críticos dicen que la legislación abre la puerta al fraude.

La propuesta de ley, conocida como “The Reuniting Families Act” (Acta de Reunificación de Familias) clasifica a los niños y los cónyuges de residentes permanentes legales de los EE.UU. como “familiares inmediatos”, que les permite beneficiarse de forma rápida de visas para entrar al país. Además, la propuesta intenta terminar la discriminación en la ley de inmigración al permitir que las parejas “permanentes” del mismo sexo a reunirse en los Estados Unidos.

La propuesta de ley define una “pareja permanente” como un individuo de 18 años de edad o más que esta en una relación intima y comprometida con otra persona de 18 años de edad o más en la que ambas partes tienen la intención de compromiso por toda una vida.

Esta propuesta de ley de reunificación familiar se presento el 4 de Junio, para tratar de eliminar el actual retraso en las listas de espera de aproximadamente 5.8 millones de personas. También tiene el intento de inducir a más personas a utilizar los medios legales para reunirse con sus familias en los Estados Unidos.

El Representante Michael Honda de California, el que presento la propuesta de ley, dice que el sistema de inmigración para reunificación familiar no se ha actualizado en 20 años. Esto ha causado la separación de los cónyuges, los niños y sus padres por anos y a veces décadas simplemente por hacer los “procesos” de forma legal y correcta. Honda dice que su proyecto de ley “reunirá las familias con sus seres queridos, causando que nuestros ciudadanos legales tengan más incentivo para trabajar más fuerte, contribuir más a nuestras economías, y para ser más feliz.”

Mientras que los grupos de defensa de los homosexuales celebraron la propuesta de reunificación familiar como histórico debido a la inclusión de las “parejas permanentes”, otros grupos se oponen a los intentos de poner a las parejas de homosexuales al mismo nivel con los matrimonios tradicionales en lo que se refiere a la inmigración.

En Junio 2, El Reverendo John C. Wester le escribió al Representante Honda en nombre de la Conferencia de EE.UU. de Obispos Católicos (USCCB) diciendo que “la reunificación de la familia” debe ser la piedra angular del sistema de inmigración de los Estados Unidos. “En nuestra opinión, nuestro país debe mejorar las oportunidades para las familias a permanecer unidas y deben resistirse propuestas que reducen el sistema de inmigración basado en la familia”, escribió Wester. “En nuestra opinión, nuestro país debe mejorar las oportunidades para las familias a permanecer unidas y deben resistirse a las propuestas que reducirían la familia basada en sistema de inmigración”, escribió Wester. Dijo que incluyendo a “parejas permanentes” en la propuesta “podría socavar la institución del matrimonio y la familia dándole beneficios de inmigración matrimonial a las relaciones del mismo sexo, una posición que es contraria a la naturaleza misma del matrimonio, que existe anterior a la Iglesia y del Estado”.

Wester dijo que la USCCB ha retirado su apoyo a la propuesta de Honda, debido a la inclusión de la parte sobre “parejas permanentes.” Sin embargo, los obispos apoyan otra versión de la propuesta de Honda presentada en el Senado por Robert Menéndez de Nueva Jersey. Esta propuesta del Senado no incluye la parte sobre “parejas permanentes.”

Jessica Vaughan, director de estudios de política en el Centro de Estudios de Inmigración, declaró ante el Comité Judicial del Senado que la parte de la propuesta que se dirige a parejas del mismo sexo agotaría más todavía un sistema de inmigración ya sobre cargado. “No es muy razonable esperar que los funcionarios consulares y los árbitros de beneficios podrían desempeñar esta función como parte de su examen de esos caso”, dijo Vaughan. Ella señaló que los funcionarios consulares ya tienen grandes dificultades en adjudicar correctamente las aplicaciones que vienen con documentos normales, tales como certificados de matrimonio.

“Sin un certificado de matrimonio, la verificación de la legitimidad de las parejas del mismo sexo sería difícil y se vería la oportunidad de introducción de más fraude”, dijo Vaughan. Ella le dijo al comité que “No está claro que las asociaciones de parejas se podían comprobadas en los lugares donde no hay ningún reconocimiento oficial la unión entre parejas del mismo sexo.”

El debate sigue sobre cómo se puede comprobar la legitimidad de una pareja del mismo sexo. Se dice que las normas serian las mismas y el aplicante tendría que presentar las pruebas y demonstrar la relación. Las sanciones por fraude serían las mismas. Como la mayoría de los países carecen de reconocimiento formal de las parejas del mismo sexo, presentando pruebas de la unión seria difícil y en algunos casos, imposible.

La propuesta de reunificación familiar del Representante Honda también contiene una sección que permite a los familiares de los residentes de los EE.UU. recientemente fallecido a continuar su proceso de solicitud de visado como si el residente no había muerto.

Según la oficina de Honda, el proyecto de ley (HR 2709) ya tenía 57 copatrocinadores cuando se presentó. Ahora espera más acción en el Comité Judicial de la Cámara.