La Visa de Inversión E-2 o Visa Para Inversionistas

La Visa de Inversión E-2 o Visa Para Inversionistas

La Visa E-2 de inversión e-2, o visa para inversionistas, es ideal para una familia, porque beneficia a ambos cónyuges, aunque la solicite uno solo de ellos. ¿Cómo es esto? Pues, si uno de los cónyuges invierte en un negocio (que puede ser propio o una franquicia) solicita y le es aprobada la Visa de inversión E-2, el otro cónyuge (que no es el inversionista) puede obtener autorización para trabajar y buscar empleo en cualquier lugar y para cualquier compañía en los EE.UU. Otra ventaja es que el tiempo que toma su tramitación y obtención en muchos consulados y embajadas de los EE.UU., es rapidísimo: en ocasiones, el trámite apenas dura un par de semanas para ser aprobado.

Para poder optar a la visa de inversion E-2, los inversionistas deben demostrar lo siguiente:

  1. Marco Legal. Lo primero que el inversionista debe demostrar es la preexistencia un Tratado que vincule, en este tema, a los Estados Unidos con su país de ciudadanía, ya sea ésta única y originaria o ya sea su segunda nacionalidad (vea la lista de países aquí).
  2. El solicitante ya ha invertido o está en proceso de invertir, para el momento de la solicitud. El solicitante inversionista debe demostrar que ya ha invertido dinero en el negocio o está muy cerca de hacerlo. Esto significa que ya ha creado una compañía de acuerdo con las leyes de los EE.UU., ha suscrito un contrato de arrendamiento para el local, ha adquirido equipos, etcétera. Es importante resaltar que el Gobierno de los Estados Unidos requiere que la inversión ocurra ANTES de que la visa sea solicitada, por lo que los simples planes de montar un negocio no son suficientes.
  3. El negocio debe ser una empresa comercial real y operativa, no un negocio marginal. Se conocen como empresas o negocios marginales, aquellos que sólo generan el dinero suficiente para mantener al inversionista y su familia. El Gobierno de los EE.UU. quiere asegurarse de que las empresas tengan la intención de crecer mucho más que eso. En tal sentido, el solicitante deberá presentar su Plan de Negocios a 5 años, que demuestre en detalle la planificación del funcionamiento de la empresa, cómo producirá dinero y cómo crecerá para contribuir a la economía estadounidense.
  4. La inversión del solicitante debe ser sustancial. Si bien no hay un monto mínimo de inversión requerido para obtener la Visa E-2, las regulaciones exigen que la inversión sea sustancial en proporción al costo total del negocio. Para ilustrar este punto, considere un nuevo negocio de franquicias que tenga un costo total de lanzamiento de $300.000: en este caso, la persona tendría que invertir entre $200.000 y $225.000, aproximadamente, para que la inversión sea considerada sustancial. Por otro lado, las regulaciones también sugieren que si el costo total para la puesta en marcha del negocio es de menos de $100.000, entonces el individuo debe invertir el 100% de esa cantidad o una suma muy cercana a ella. En todo caso, el monto de la inversión puede depender del tipo de negocio, su ubicación y los requerimientos del mismo.
  5. El solicitante debe estar en condiciones de desarrollar y dirigir la empresa. La persona que hace la inversión debe demostrar que es un inversionista activo y que está capacitado para desarrollar y dirigir la nueva empresa en los Estados Unidos. Si bien es cierto que el inversionista puede contratar a profesionales subalternos para ayudarlo con estas responsabilidades, y se le anima a hacerlo, debe demostrar que tendrá participación directa por sí mismo en las operaciones del día a día.

Como pueden ver, la Visa E-2 resulta ser una magnífica opción para los inversionistas que provengan de países signatarios del Tratado, que estén considerando invertir en un negocio el los EE.UU. La variedad de los negocios a establecer es bastante amplia, de acuerdo a lo que hemos visto en los requisitos antes señalados.

Si usted tiene intenciones de solicitar este tipo de visa, se le recomienda encarecidamente que siempre utilice la asesoría legal de un abogado de inmigración calificado, para que su trámite resulte exitoso.

Con más de 26 años de experiencia con ley de inmigración, se sabe ganar casos.
Llame ya para una consulta gratis.
Puede ser cita en la oficina o telefónica.
305-697-0990.